Si la imagen es buena no te cortes, monta por corte,
si la imagen da pena, encadena,
y si es mala de cojón, post-producción.

Nos recordaba un profesor de Comunicación Audiovisual



comenta ;)