• INTERNET WORKS
  • FILMS / TV / MEDIA
  • PONENCIAS / TALLERES
  • ENTREVISTAS
08 - 08 - 2007

Estamos hartos de la publicidad en la TV, hacemos lo posible para saltarla con el zapping, adoramos a los aparatitos que eliminan la publicidad, tengo un amigo que dice que en la TV sólo hacen anuncios y a veces fragmentos de programas, y un amigo de este amigo necesita apuntarse en una libreta todo lo que sucede en una película porque cuando dejan de hacer publicidad ya no recuerda de que trataba.

Pero ha llegado internet, los modelos de publicidad actuales se vuelven caducos, el medio se tiene que adaptar, la teoría de Darwin cobra más sentido que nunca, nacen nuevos modelos de publicidad para sobrevivir en esta nueva era. Modelos ideados gracias o desgracia de la creatividad de mentes maquiavelicas con sed de vender. Puedes estar leyendo un escrito en una web, acercarte a un enlace del texto pensando que es información y resulta ser un anzuelo para ver publicidad, incluso algunos escritos en si mismos son publicidad, es como estar leyendo una novela de suspense y en la página 50 te hablan de lo bueno que es el sabor de la Cocacola que vende la máquina de refrescos de la oficina del detective (el protagonista de la novela), un detalle que no tendrá ninguna importancia en la historia, sólo para poder pagar la creación de la novela.

En el cine es una técnica sumamente usada, en la película La Isla los protagonistas utilizan el buscador de Microsoft como si fuera la cabina telefónica del futuro, con el tiempo recuerdas más ese detalle que la trama de la película, y curiosamente si eliminas el nombre de Microsoft (MSN shearch) la película sigue teniendo el mismo sentido incluso mejor ya que eliminas detalles innecesarios que despistan y sólo sirven para ensuciar y vender, he pagado una entrada de cine para ver una película no una película con anuncios.

¿Te imaginas ir a ver a la Monalisa y ver esto?

la "cultura" en el futuro v.1

No es exagerado, en las películas como he contado, ya se usa, e incluso podría ser que en el cuadro de la Monalisa ya existiera publicidad, a lo mejor el paisaje que sale en el cuadro es de una población que pagó al artista un dinerillo para que la dibujara y así en verano disfrutaran de unos turistas que enriquecen su economía al visitar el pueblo que aparece en el famoso cuadro.

Pero…¿ese es el arte que queremos? ¿un arte creado sin sentido motivado por la suma de dinero que deposite un publicista?

No contestes aún, vamos a hacer la pregunta desde otra perspectiva:

Imagínate que tienes un coche y se estropea, vas al mecánico para que lo repare (si en serio, suelen repararlo) y te dicen que tienen que cambiar una pieza, pero te recomiendan una pieza que no es la mejor, pero resulta que la empresa que fabrica esa pieza paga al mecánico para que la venda a sus clientes.

¿Prefieres esa pieza que el mecánico te coloca porque le pagan por venderla o preferirías la pieza más adecuada para tu coche?

!La más adecuada¡ claro, es lógico, e igual de lógico es que el artista de La Monalisa escoja el mejor paisaje, el que tiene más sentido para su cuadro, sin tener que estar ligado a otros paisajes condicionados por el dinero, aunque curiosamente el ejemplo del mecánico es muy habitual, tanto en esa profesión como en la mayoría, el instinto Darwinista no sólo se mantiene genéticamente sino también comercialmente, el comerciante se adapta para sobrevivir.

Vale, imaginemos que todos los artistas son artistas de verdad y no permiten como sucede en la película “La Isla” que la publicidad condicione su obra, hasta ahora el usuario que disfrutaba de esa obra pagaba para ese gozo, pero actualmente en internet todo lo que es digital corre el rumor de que tiene que ser gratis, algunos hablan de cultura pero la práctica dice que sólo es aplicable a lo digital, entonces los artistas pierden la fuente de ingresos para sus creaciones y tienen que buscar nuevas fuentes de financiación, podrían decidir dejar de crear ya que las personas para quién creaban ya no les respetan, desprecian sus obras, se las descargan como si descargasen un politono que anuncian por la TV, pero el artista no crea para los demás, crea para él, así que le es imposible dejar de crear, necesita crear para ser feliz, así que no tiene más opciones, las personas que tanto alagan las obras de su artista favorito y descargan gratis sin publicidad, ni autorización, obligan a que los siguientes trabajos estén condicionados por la publicidad, Bisbal empezará a cantar canciones donde el estribillo aparecerá una tal Fairy que está enamorada de Don Limpio, un hombre con problemas de calvicie que se dedica a limpiar suelos.

Algunos artistas lucharán para hacer obras de arte de verdad, pero no tienen el tiempo ni el dinero para poder estudiar y experimentar tanto como tuvieron los antepasados, o no, en realidad el 90% de las obras de los artistas serán pura publicidad, gratis para todo el mundo, y sólo un 10 por ciento serán obras de verdad, sin condicionantes, creadas con sentido, serán pocas pero existirán, serán gratis, pagadas con el dinero de la publicidad de las demás obras, sólo un 10% de obras auténticas, porque tienen que dedicar más tiempo a crear porquería publicitaría vestida de obra de arte, además serán muy pocos los artistas que tendrán los medios para crear grandes obras, la publicidad no puede pagar a todos los artistas, los pequeños artistas intentarán crear obras gracias al sistema de Adsense, un estándar en el mundo de la publicidad aplicado a todo tipo de contenido digital, pero sólo 3 artistas de 10.000 consiguen el suficiente dinero para despegar en su carrera profesional artística.

Pero el público estará contento, no pagará nada para consumir cantidades inhumanas de publicidad, seremos todos más infelices porque no conseguimos comprar todo lo que nos anuncian, lloraremos por Fairy que no consigue enamorar a Don Limpio, nos compraremos los muñequitos que representan la canción y cualquier producto que tenga ese nombre, Darwin se erigirá como el gran Dios del marqueting, gracias a su teoría la publicidad no se extinguió, se adaptó, el arte desapareció y se transformó en publiarte.

Cuando hablas con un amigo dudas de sus gustos, porque a ti también te pagan por hablar bien de la última película de Tarantino, ya no hablamos de arte, hablamos de publicidad, cuando una película nos gusta, en realidad nos ha gustado un anuncio de 1 hora y 30 minutos.

Ya no existe termino medio, antes podías comprar una obra sin publicidad y disfrutarla, el artista creaba desde cero arte sin condicionarse por publicidad (algunos no, como el creador de “La Isla”), era libre, era ARTE, si no tenías el dinero suficiente podías esperar y disfrutar de esa obra ensuciada en la TV con publicidad en medio, pero el rumor de que todo lo digital es gratis, el consumidor pierde el respeto al artista y a él mismo por no querer consumir arte de verdad, se desequilibró la balanza y el artista deja de crear arte, ahora tanto si quieres como si no, la publicidad está dentro de la obra, no hay red p2p que la quite, porque sin esa publicidad no existe la obra.

Actualmente, en el año 2007 estamos en la transición, desgraciadamente, aceptamos ver la Monalisa o cualquier obra rodeada de publicidad mientras sea gratis, no sabemos disfrutar de la obra en su pureza, no nos han educado la mirada, la ensuciamos a consciencia, son pocos los que sueñan con sentir una obra en su originalidad, tenemos que aguantar eslogans y logotipos alrededor de la obra, publicidad que tanto odiamos en la televisión y ahora aceptamos en internet:

la "cultura" en el futuro v.2


NO A LA PUBLICIDAD, YO PAGO AL ARTISTA QUE CREO QUE ES BUENO, NO QUIERO QUE LA PUBLICIDAD PAGUE AL ARTISTA QUE CREE QUE ES BUENO PARA NOSOTROS

¿Y TU, QUE FUTURO QUIERES PARA “LA CULTURA”?

Y escribo “Cultura” entre comillas porque la gente entiende cultura como arte, aunque en realidad el arte sólo es una pequeña parte de la cultura, la cultura es y contempla, muchos más aspectos de la vida.

Si la cultura por ser cultura tuviera que ser gratis, entonces todo en la vida tendría que ser gratis, la gasolina, la discoteca, la comida, la cocacola, tus horas de trabajo…:

cultura.

(Del lat. cultūra).

1. f. cultivo.

2. f. Conjunto de conocimientos que permite a alguien desarrollar su juicio crítico.

3. f. Conjunto de modos de vida y costumbres, conocimientos y grado de desarrollo artístico, científico, industrial, en una época, grupo social, etc.

4. f. ant. Culto religioso.

Este escrito a sido pagado por las empresas Cocacola, Fairy, Don Limpio… es broma 😉

- 14 comentarios

14 pensamientos en “La “Cultura” en el futuro

  1. Edu

    Hombre, la publicidad bien puesta no creo que sea mala, todos tenemos. Un nivel de aceptación de publicidad, además, creo que está claro que es necesaria.

    Todos queremos ofrecer nuestros contenidos gratis, pero esta claro que todo contenido y arte tiene un coste de tiempo y económico que hay que recuperar, vamos es mi impresión.

    Responder
  2. noxeus

    Hacia el final de tu artículo es cuando realmente estás llegando a el área analítica de la cuestión. Desde un punto de vista antropológico (mi favorito para el analisis de las cosas), lo que ocurre es una desvirtualización de los conceptos y una vanal generalización de los valores.
    A que llamamos arte?
    Llamamos arte a cualquier cosa. En el área que tu desarrollas: la cinematografía.
    Hay arte? – Sin duda.
    Todo la cinematografía es arte? – Ni mucho menos
    Se entiende que el arte se industrialice sin un menoscabo de sus valores? – No no se puede.
    Entonces, ¿como es que nos llenamos la boca hablando de la “industria del cine” ?

    Hay algo que no debemos perder de vista, para una reflexión cuidada:
    La publicidad, siempre escoge la zona mas debil, para atacar. Se diriga a quien se diriga, siempre busca su zona mas vulnerable.
    Hablemos de Internet:
    Podemos darle la vuelta al razonamiento y empezar a entender que aquellos proyectos que necesitan de la publicidad para su subsistencia, son los mas débiles.
    Si empezamos a implantar este criterio, lo hacemos realmente nuestro y lo aplicamos y extendemos, estaremos construyendo un arma excelente para que la publicidad vaya a ensuciar a otros lados.
    Un abrazo.
    Ricard

    Responder
  3. Joan Planas

    Edu,
    Ese es el problema, el nivel de aceptación, nos han educado para aceptar suciedad, para estropear y no poder gozar de la obra en su esencia, cuando comes no aceptas que entre los granos de un buen arroz te encuentres granos secos sin sabor con logotipos impresos, entonces tampoco en las obras.

    Entiendo que la posibilidad de un “arroz” con publicidad exista para quién no pueda pagar un arroz en su esencia, pero no dejemos que desaparezca el original, ni aceptemos que lo normal es el “arroz” con publicidad que le hace perder sabor.

    Podríamos profundizar más en el tema saltando de la publicidad a los subtítulos y el doblaje, el doblaje destroza la obra tanto como los subtítulos y la publicidad (la publicidad mucho más claro), imagínate coger la Monalisa y meterle unos subtítulos encima de la pintura o volver a pintar una parte a la española, como si de un doblaje tratase.

    Inaceptable, hasta que nos eduquen la mirada para creer que eso es normal.

    Responder
  4. hombrelobo

    Joan, las cosas no son blancas o negras, conmigo o contra mi.

    Hay publicidad que es arte, y hay basura. Hay cine que es arte y cine que es basura ( La Isla está en uno de esos dos grupos, y no en el del arte precisamente …..)

    La publicidad en si misma no es mala, el abuso de la misma sí que lo es.

    EN la web, supongo que la diferencia más clara es Gmail versus Hotmail …. porque Gmail tiene publicidad …. ¿ molesta ? no ; ¿ abusan ? no. ¿ Entonces ? yo prefiero tener Gmail gratis a cambio de esa publicidad. ¿ Y hotmail ? ni se me ocurre entrar.

    Al final es contenido. Y la publicidad puede ser parte de ese contenido. Yo pongo publicidad en mi blog. Y siguiendo lo que leo, al reducir los anuncios y su número he empezado a ganar más con ellos …. curioso …..

    Ahh, y pongo publicidad porque no considero ni de lejos que esté haciendo arte de todas formas …. menuda presunción …. sólo el cantante antes relacionado con un pollo se define como creador de arte y cultura …. los demas hacemos lo que podemos, y la gente decide quienes hacen arte y quienes no …. y la mayoría no lo hacemos.

    Responder
  5. Joan Planas

    Hombrelobo, las cosas son como son, blancas, negras, gris, rojas o caquita, pero si son rojas son rojas y si son negras son negras y depende de donde estén a lo mejor cambian de color. Puedo ir contra ti o contigo o con nadie.

    Y hablando sobre el post, da igual si es arte o no es arte, un arroz (como cuento en el comentario a Edu) no tiene porque ser arte y es mejor sin anuncios.

    ¿Anuncios o sin Anunicos? Mejor sin anuncios indiscutiblemente, no digo que se deban prohibir, pero tampoco aceptarlo como lo mejor ni lo normal, en un buen arroz no lo aceptarías, claro, siempre y cuando entiendas y hayas sentido lo que es comer un arroz sin anuncios imprimidos entre los granitos de arroz, sino se acepta como quien acepta una peli doblada: “es que es normal”, es una mierda, destroza casi el 50% de la obra, tanto si se considera arte como si no, e igual los anuncios que están allí sólo para pagar el producto, gmail sin anuncios mejor, pero yo como no tengo dinero aceptaré tenerlo con anuncios, como cualquier obra, producto, etc, fuera de mi alcance económico, pero si puedo escoger prefiero pagar para verlo sin anunicos, el problema será cuando la obra en si sea un anuncio en su totalidad, que pagando o no, te tragarás un anuncio.

    También es importante señalar que la función que hacen los anuncios en el gmail o en una obra o un arroz son muy distintos, a veces en gmail son incluso un buen canal para encontrar más información, aunque seguramente al creador del interface le jode un montón, pero no le damos tanta importancia a la interface como al funcionamiento, a diferencia de una pelicula, un anuncio molesta, ensucia mucho más que en un gestor de correos, porque en una pelicula la “interface” es lo importante, a diferencia que si nos compramos un raproductor de DVD si hay publicidad encima nos da igual, pero si cuando pones el dvd te mete publicidad el reproductor mientras ves una peli, mmm malo.

    Responder
  6. Clara

    Joan, soy una firme partidaria de la publicidad como patrocinadora de contenidos culturales. Eso si, mientras respeten la libertad del creador. Ejemplo: si Graham Nash viene a dar un concierto a mi pueblo y lo patrocina “Horchata Puff” de manera que la entrada es gratis, pues mejor que mejor. Seguro que Graham Nash no hace un concierto diferente al que haria de cobrar directamente del publico. Y seguro que sigo siendo libre para consumir o no “Horchata Puff”.

    En cuanto a los contenidos en formato digital, no solo soy partidaria de que sean gratis, sino libres. Me parece una inmoralidad que se impongan derechos de autor sobre sobre archivos digitales y que se pongan limites a su difusion y copia, cuando su replicado tiene coste cero.

    Saludos
    Clara
    una catalana en America

    Responder
  7. Joan Planas

    Clara, el problema es cuando hochata puff se el título de la canción o el músico salga vestido de orchata puff, o el escenario sea una horcahta puff, y siguiendo el camino que seguimos eso ya es casi una realidad, y es horrible, tanto si se es partidario como si no, es destrozar la obra.

    la inmoralidad es pensar que todo lo digital tiene que ser libre, perder el respeto al artista, creador o como le llamemos, a su obra, ¿si conseguimos que un coche sea digital también tenemos que dejar de pagar lo que vale? no es disparatado, antes la música no era digital, el cien tampoco. Dedica tu vida a crear y que la gente disfrute de tu obra mientras tu no puedas comer, o tengas que dar todo tu talento a las ordenes de la marca cocacola, pero no hace falta llegar a este punto de empatía, es qüestión de lógica, de justicia no de aprovecharnos, todo gratis! a la venga!

    la inmoralidad es que miles de personas no tengan dienro para comer, que la educación no esté al alcance de todos, la música de bisbal si no la escucha nadie porque se debe pagar, no pasa nada, es ocio, nada mas.

    no te lo tomes com oun ataque, ni nada por el estilo, cuando debato temas soy muy directo en los plantemaientos. (lo escribo porque a veces hay gente que se ofende con tanta argumentación)

    lo importante no es lo que nos gusta o no, sino la verdad y lo justo,
    un abrazo!

    Responder
  8. Clara

    Joan, te invito a leer los articulos que he escrito sobre el tema (estan en mi blog). Creo que confundes lo digital con lo material, cosa que le pasa a mucha gente, y es normal porque lo digital supone un cambio de paradigma. Estas familiarizado con Lawrence Lessig? Te aconsejo estudiarlo. Lo mismo que Cory Doctorow. Estoy totalmente con ellos, y antes de que los leyera, pues si profundizas llegas a las mismas conclusiones. A saber: los contenidos en formato digital no estan hechos de atomos, su coste de replicacion/difusion es practicamente cero. Por eso es inmoral ponerles precio. Los autores tienen mi respeto. Como no si yo misma he publicado gratuitamente (mis manuales de Reiki, que han sido leidos por decenas de miles de personas, y otros muchos articulos), ademas hago fotografia y vengo de una familia de artistas. En respuesta a tu ejemplo: si un coche pudiera digitalizarse, por supuesto que tendria que ser gratis. Y si una manzana pudiera digitalizarse y multiplicarse por seis trillones a coste cero seria inmoral cobrar su consumo a los hambrientos. El poner precio tiene sentido cuando hay costes materiales, solamente en ese caso se justifica. Lo digital trae consigo la posibilidad de liberar la cultura de los grilletes de la materia, la posibilidad de hacerla llegar a donde de otro modo seria imposible por inalcanzablemente oneroso. Los autores seguiran legitimamente cobrando por los derechos de sus obras en formato material, y por sus demostraciones en vivo (conciertos, conferencias, recitales). Seguira habiendo salas de cine porque nada sustituye a la pantalla gigante, y eso es dinero tambien legitimamente cobrado por entrada. Pero todo lo que se pueda digitalizar, se digitalizara, coexistiendo perfectamente con las obras no digitales, materiales o en vivo, y esas versiones digitales se difundiran, por suerte, gratuitamente hasta los confines del planeta, para que cualquiera tenga acceso al saber y al arte. Y si las grandes marcas de bienes y servicios ayudan, pues mejor para todos. Y por supuesto que no se trata de que la publicidad corrompa o manipule las obras, sino que las sostenga y facilite. Recuerda que el mecenazgo es mas antiguo que Leonardo y su Gioconda. Siempre han existido filantropos y gentes que han puesto su nombre al lado de los artistas, sosteniendolos a la vez que mejoraban su propia imagen de grandes empresarios.
    Una forta abracada
    Clara

    Responder
  9. Joan Planas

    Clara te he contestado en el otro comentario: el cineasta en el futuro

    pero te hago unas pequeñas incisiones sobre este comentario, aunque si me respondes hazlo en este o en el otro, no dupliques la conversación.

    El artista no cobra por sus obras en formato material, cobra por su obra, no importa el formato, porque lo que vale dinero no es el soporte de la obra (que también vale) sino el esfuerzo, talento, tiempo, etc del artista.

    por lo que tu argumetnacion: “El poner precio tiene sentido cuando hay costes materiales, solamente en ese caso se justifica.” es una barbaridad, una falta de respeto a todo artista o trabajador.

    El tren y el avión también “liberaron a la gente de los grilletes del coche” “la posibilidad de hacernos llegar a donde de otro modo seria imposible” y no por eso tiene que ser gratis el avión.

    Y ya que estamos, como puñetas un director de cine va a ganar dinero si todo el mundo se piratea sus peliculas, desengañate las grandes pantallas estan siendo sustituidas, los cines cada vez tienen menos público, aunque de momento tienen mucho, los Oscars tuvieron que hacer una gala explicando lo bueno que era una sala de cine, porque la situación está siendo cada vez peor. pero la qüestión no es como va a ser pagado un artista del cine porque la gente a decidido robarle, la cuestión es ¿Aceptamos que un director de cine tenga que ganarse el pan haciendo charlas en vez de ganarselo con lo que el sabe, con un a pelicula de cine? patético.

    Y por supuesto que es genial que marcas ayuden a pagar una obra, si canal+ o cocacola a cambio de ponerle el logo en la caratula o en los creditos paga la obra genial, esto se hace desde siempre y no es malo al contrario pero no tocan la obra, aunque el simple hecho de aceptar un publicista el publicista te pone sus requisitos que a veces pueden manipular la obra, se prefiere no tener que depender de nadie, es mucho mejor ¡por supuesto! aún así la publicadad, etc te ayuda a pagar una parte de la obra no toda, y no toods los artista se pueden beneficiar de esta publicidad o empresas por eso si hablo de que en el futuro serán pocos los aritstas y serán famosos los que la publicidad nos venda ya que los pequños nadie les paga su obra para crecer y que un publicista les patrocine, además se necesita dinero para crear más obras, investigar, etc, como cualquier otro trabajo y en eso el público tiene la última palabra com oen la sustentación de artistas menores, pero si seguimos como ahora terminaremos como el ejemplo gráfico que he expuesto en el post que por supuesto es asqueroso, grotesco e inadmisible. Por otra parte un productor y no cocacola es quien suele hacer la función que tu comentas “Siempre han existido filantropos y gentes que han puesto su nombre al lado de los artistas”

    Dedica un año de tu vida a hacer una obra de arte en digital, existe el cuadro digital, un arte muy nuevo, pruebalo, durante un año crea una obra completamente digital y después mira como todo el esfuerzo que dedicaste a esa obra es copiado, pirateado y disfrutado sin ninguna recompensa por tu trabajo, y tengas que ganarte el pan haciendo conferencias sobre tu obra cuando tu talento no es el de hacer conferencias y que igualmente no tienes porque dejar dinero ya que lo vas a ganar haciendo conferencias, eso no sucede en ningun trabajo y es injusto!

    un abrazo!

    Responder
  10. Kristu

    Bones!
    como siempre, leo interesantes debates en este blog.
    Soy de quienes piensan que el esfuerzo debe ser recompensado y que quienes crean no viven del aire, pero ahora Joan reflexionemos sobre una cosa. Cuándo has realizado algún cortometraje (o proyecto audiovisual), ¿has pagado alguna vez a tu sonidista, director de fotografía, director de arte, jefe de producción, etc? Sé que me puedes responder que el equipo una vez se embarcó en dicho corto era consciente que realizaban tal trabajo por amor al arte. Por otra parte tú como director puedes, una vez realizado dicho cortometraje (o producción audiovisual), presentarlo a festivales y promocionarlo de tal manera que llegues a obtener algún beneficio económico como un premio al mejor corto, y eso por supuesto gracias al trabajo realizado por todo un equipo, así que entonces dime te quedarías tú con el premio en metálico, lo repartirías… de alguna forma el equipo se merecería beneficiarse contigo debido al esfuerzo que invirtieron en su momento.
    El mundo del cortometraje es duro y en su mayoría se realizan por amor al arte (aunque conozco de quienes suelen encontrar producciones de cortometrajes remunerados) o por ejemplo en tu documental “Con ánimo de lucro” del que ahora mismo ignoro cuanto personal formó parte del equipo pero un mínimo de tres personas para la producción, cámara y sonido sí necesitarías, aunque también podrías haber sido tú sólo quien realizara todas las funciones (con el micro de cámara). Si no es como en el último caso ¿cobró alguien de tu equipo? si has ganado algún premio en metálico ¿lo has repartido con el resto del equipo?
    Perdona estas preguntas tan directas hacia tu persona. Yo, como tú, pienso que todo trabajo debe ser recompensado, pero no suele ser así y tal y como he leído y escuchado en entrevistas a Ramoncín cada vez más quitan las ganas de pagar dichos cánones para tales finalidades ( para el lucro de unos pocos). No estoy deacuerdo contigo en que el cine vaya a desaparecer, sí quizá los cines de antes con una inmensa sala en favor de las multisalas pero aún así favorece a poder proyectar mayor número de producciones. Que las multisalas sólo proyectan pelis yanquis, eso ya es culpa del gobierno que lo permite así, aunque suelen haber packs donde se engloban las pelis destinadas a altas recaudaciones con pelis a bajas recaudaciones.También la publicidad entra en juego, aunque no estoy del todo a favor de la publicidad (eso no quita que haya realizado alguna y realice en el futuro), pero la finalidad de la publicidad es vender sí o sí un producto por lo que pierde todo lo artístico en pro de una finalidad lucrativa. Para mi una película no es mejor cuantas más salas llene ( cosa que se opina en muchos blogs de cine (y no cine) sino cuanto más logre emocionarme y dentro de un análisis cuanto mejor utilice las herramientas de que dispone, y ésto en todas las vertientes artísticas.
    Por otra parte Joan ¿cobras algo por los reportajes que realizas y subes a tu web? Ya que siguiendo tu opinión quienes los visionamos deberíamos pagarte una cierta cantidad de dinero por el esfuerzo que has realizado.
    Sigo creyendo, y comparto la opinión de Clara, que hay ciertos aspectos de la cultura que o se establecen precios asequibles a la sociedad que los consumen ( o suben los sueldos) o quienes pretendemos adquirir una obra trataremos por todos los medios de adquirirla ya sea canjeándola por unos “euros” o sin ningún tipo de canjeo. Y si escuchas o lees a Ramoncín (miembro de la SGAE) más ganas dan de piratear (no del top manta, porque aquí entran en juego mafias que trafican y explotan a personas) con alguna que otra descarga para así dejar claro que ante todo estamos en contra de los altos precios que imponen para acceder a obras artísticas.
    I crec que ja comença a ser hora de fer uns cafès per parlar més extensament del cine idel que es vulgui jeje.
    Salut!

    Responder
  11. Joan Planas

    No tiene mucho que ver con la entrada tu reflexión pero bueno, como es personal y algún día quería comentarlo practico aquí:
    De mis cortos sólo han ganado un premio el documental y 30m2 y me explico por partes sobre este tema:

    1.- si cuento las horas, el dinero invertido y trabajo, los premios son irrisorios, no llegan a cubrir ni de lejos, tendría que ganar muchos premios más.

    2.- yo siempre quise pagar una parte del premio a mi equipo porque creía que era lo justo, y sólo lo he conseguido con los actores, los demás me han dicho que les invite a una cena o que me lo guarde para otro proyecto, aunque ya te digo que sino ganas muchos premios o el premio es descomunal, no te queda dinero para otro proyecto ya que lo que haces es tapar los abujeros, así que cuando doy parte del premio al equipo en realidad pierdo dinero porque nunca recuperé todo el que gasté para el corto. Tengo un amigo que tuvo que pagar a un pintor porque en el rodaje se cargaron una paret de una casa, eso el equipo no lo paga, pero si el director, quién en este tipo de cortos hace de productor. Pero como tu dices la mayoría sabe que esto es gratis aquí nadie cobra porque el beneficio es el trabajo final, si sale bien en el curriculum va genial y se aprende que hay pocas posibilidades de aprender.

    3.-si se gana mucho dinero, tanto como cubrir todo lo perdido lo normal es invertir en un nuevo proyecto y trabajar con los que te ayudaron a conseguirlo, que no siempre sucede.

    sobre el documental:

    1-la producción, documentación, grabación, etc, lo hice todo yo, y mi compañera de viaje me ayudó con la organización, lugares a visitar, y para que los entrevistados la mirasen a ella y no a mi. una vez en casa, conseguí un amigo músico, y dos amigos periodistas uno de ellos fue quién me hizo la voz. el montage etc también lo hice yo. Estuve un año de mi vida con el documental, para hacerlo tuve que trabajar en una especie de fnac, hacer clases de premier y yo se que más cosas, ¿esot es lo que teien que hacer un director de cine trabajar en osas que no tienen nada que ver para pagar su obra? patético.

    2-aún con todo mi esfuerzo de un año decido regalarlo, distribuir el documental libremente para que su mensaje se extienda sin fronteras, si conseguía una distribuidora o venderlo a una productora, le cortaría las alas, no pordía regalarlo, lógico, quieren conseguir beneficios para eso lo compran, así que lo regalé y no me vendí a nada, a sabiendas que no aanría dinero pero si con ese documental podía ayudar a alguien ya lo ganaba todo, pero esto sólo lo puedo hacer gracias a mi situación, tengo la suerte de poder permitirme no trabajar, continuar haciendo el vago, estudiar, aprender y no trabajar como todo ser humano, eso si, no soy independiente, tengo que estar con mis padres, aún así para hacer algo tengo que trabajar para pagarlo, como en el caso de el documental, pero si la situación fuera al revés, tuviera que pagar una hipoteca, un coche, etc, este documental nunca sería libre, nunca una persona va a poder dar un año de su vida sin nada a cambio, sobretodo porque se morirá en el intetno, necesita comer etc.

    Así que… ¡UN POCO DE SENTIDO COMÚN Y REALIDAD JODER!

    ¿y los vídeos de la web? la web no es mi profesión, es un hobby y me sirve de experimento, pero si tuviera que trabajar seguramente estos vídeos no existirían, o estaría buscando un publicista o yo que se para poderme pagar lo que me cuesta hacer los vídeos. Si te fijas hay un botón de donación, para la gente sensible que entiende lo que cuesta trabajar sin nada a cambio.

    hay jovenes que se van a discotecas, yo prefiero aprovechar el tiempo en intentar ayudar con el vídeo, pero esto un día termianrá, tendré que pagar una hipoteca, los hijos, etc.

    si cobrara por los reportajes de la web no sólo lo haría aún con más incentivos sino que además seguramente habría uno cada semana, estarían mejor documetnados y mejor realizados, ademas de permitirnos el lujo de poder visitar otras poblaciones, com oves si cobrara por los vídeos sería mucho mejor, ¡lógico! el micro que estoy utilizando vale 300 euros, ¿crees que cualquier persona lo puede pagar? ¿y para pagarlo tenemos que trabajar de vendedor de adsl? Pues calro que deberíais pagar por mis vídeos pero prefiero regalarlo ya que puedo, pero yo soy uno entre millones que no pueden, que no tienen la suerte de hacerlo.

    ¡¡TOCAR CON LOS PIES EN EL SUELO HOMBRE!!

    un abrazo

    Responder
  12. Kristu

    Bones company!
    lamento si me he metido en aspectos demasiado personales y fuera de lugar respecto a la temática de este blog y, como tú dices teniendo en cuenta que esta entrada trata sobretodo sobre los anuncios. Aún así no he podido contenerme puesto que como se habían comentado cosas en otros comentarios he creído oportuno volver a dejar constancia de mi opinión tal y como he hecho en otros escritos de tu blog.
    Cuando me refería a rodajes de cortometrajes (u otras producciones) también me refería a rodajes profesionales o semiprofesionales en el que dejaran de cometerse las típicas imprudencias que se cometen en los rodajes amateurs o de estudiantes.
    Te he implicado en el tema Joan porque como siempre argumentas que los esfuerzos deben ser recompensados pues quería ver si a la gente que se esforzó en tus proyectos la recompensaste igual (pero también me refería a las anteriormente mencionadas producciones profesionales o seminprofesionales) ya que en este sector se practica mucho (en exceso a veces) el “en un futuro contaré contigo” o “cuando pueda te pagaré” e incluso “si aceptas este sin cobrar prometo contar contigo para futuros proyectos remunerados” y las personas no vivimos de “futuros hipotéticos” sino de “realidades presentes”. Pero las producciones estudiantiles son un caso aparte y en el que quienes suelen dirigirlas se encargan de cubrir todos los gastos del personal, incluso el catering (algo sobre lo que siempre he estado en contra).
    Y lo que sucede en múltiples ocasiones es que pretendemos tener una ideología propia y una filosofía de vida y después no actuamos en consecuencia a ella, como diría un guionista: “el personaje es la acción”. Es muy fácil hablar y decir cómo deberían ser las cosas pero cuando nos llega el turno no actuamos en consecuencia a nuestras propias palabras, y no digo que tú hagas esto sino que es algo muy común en la manera de hacer de la gente y me incluyo yo también.
    Tu situación personal Joan (ni la de cualquier otra persona), a mi modo de parecer, no le incumbe a nadie ni es excusa para hacer o dejar de hacer acción alguna.
    Procuraré no volver a desviar el tema de tus escritos con comentarios como este pero hay veces en los que uno no se puede contener porque me ha ocurrido que en producciones con ánimo de lucro te prometen “el oro y el moro” y una vez finalizada no se vuelven a acordar de la ayuda altruista que ofreciste y ésto me ocurrió en un videoclip en el que la culpa máxima era de la productora que como no le llegaba el presupuesto algun@s nos tuvimos que quedar sin cobrar.
    Salut i bon estiu

    Responder
  13. Gonzalo Martín

    Particularmente siempre he pensado que el verdadero artista es aquél que está comprometido con su obra al ciento por ciento. Es decir, no me importa lo que opinen de ella, este es mi mensaje. No me importa el dinero, esto es lo que quiero decir.

    Así, lo que planteas es un viejo debate entre la personalidad de la obra y el artista y su digestión por los demás, junto al igual de viejo de cómo se come del arte.

    Mi visión personal a lo mejor resulta algo radical, pero te pido unos segundos para pensarla: vivir del arte siempre ha sido complejo en toda la historia de la humanidad. Y esto tiene que ver porque el arte en sí “no sirve para nada”. Es decir, el mero hecho de ser artista o de que se produzcan obras no garantiza que produzcan su verdadera dimensión, el “alimento espiritual”.

    Así, de toda la vida, el modus vivendi del artista ha cambiado en función de… pues antes en vez de publicidad teníamos mecenas. O necesidades prácticas como honrar a dios y decorar iglesias, que viene a ser lo mismo que hace hoy la publicidad: tomar el talento de los artistas y emplearlo para sus fines. Como en el caso de la iglesia o de la publicidad hoy, produce cosas no esperadas que también llamamos cultura y que a lo mejor no responden a los códigos internos del artista. Como todos sabemos, una característica de la obra de arte es que termina trascendiendo al autor, dejando de ser un tanto suya y pasando a ser patrimonio, tradición, referencia, para toda la sociedad y nuevos autores: esto ocurre, pero no se sabe cuándo o cómo y por qué ocurre.

    Así, los modelos de ganarse la vida cambian. El actor y el autor teatral vivían de la taquilla o de la gorra (¿hoy de subvenciones? no sé qué es mejor): unos mejor que otros. Finamente, lo llamamos modelos de negocio. Y existen alternativas para todos que no tienen más remedio que basarse en la libertad del usuario: los modelos de subscripción existen, ahí tienes Digital PLus donde presumiblemente puedo ver “un montón de cultura” sin interrupciones y, generalamente, con poco placement. Ah, que lo que hay ahí no es todo. Sí. O insuificiente. Vale. Que faltan voces: también. Pero la sociedad es lo suficientemente abierta como para que todo acabe encontrando su medio de darse a la luz.

    Y creo que nunca antes ha existido un tiempo donde un artista tenga más opciones para dar a conocer sus propuestas, ni más opciones para ganar dinero con ellas. Al final, es su elección de propuestas y modo de vida lo que condicionará el resultado. Y nuestra respuesta estará basada en ello, quedando al final a criterio del espectador lo que queda y lo que no queda; lo que trasciende y lo que no. Hubo en tiempo en que prácticamente todo el arte era religioso y hoy no decidmos que esté contaminado. Puede que nuestro tiempo el arte sea el de las marcas: pensamos que arte y cultura es lo que un señor que pinta y cuelga en una pared. Puede que nuestros nietos decidan un día que eso era inferior, en nuestro tiempo, a los video juegos o a los billboards. Quién sabe. Pero al final los artistas, con dinero o sin él, siguen existiendo. Y su influencia en la sociedad y otros artistas dependen de factores que no podemos controlar.

    Responder
  14. Joan Planas

    Gonzalo Martín,
    gracias por tu comentario, pero no hablamos de la existencia del artista sino de los medios que interfieren en su obra, que aunque sea publicidad puede ser una gran obra, como ya comentas antes en vez de publicidad sobre cocacola era publicidad sobre jesus y la iglésia, igual de mal era anteriormente, e igualmente seguirá sieno una gran obra pero no será la obra que el artista quisiera, no será pura, no será sincera sino sucia de publicidad, aunque cuando la obra esta reañizada para ser publicidad entonces ya no es sucia, porque ese era su objetivo, hay grnades anuncios que son grandes obras de arte.

    los mecenas que comentas ahora se llaman productores no publicidad, la publicidad es un método que algunos productores por no decir todos utilizan para pagar la obra.

    comentas: “quedando al final a criterio del espectador lo que queda y lo que no queda; lo que trasciende y lo que no.”

    no es del todo cierto, en realidad generalmente son los medios de comunicación los que hacen que algo trascienda o no, los que manipulan al público para decir si es importante o no, una pintura expuesta en un gran museo el público no la tratará igual si la encuentra en la calle, igual que un músico en el metro, hay un vídeo que lo demuestra donde uno de los más grandes músicos (o así se le reconoce) tocaba en un metro, nadie le hacia caso.

    creo que lo más importante es respeto a la obra pero ese respeto no nos lo educan, así, que así vamos…

    Responder

comenta ;)