• INTERNET WORKS
  • FILMS / TV / MEDIA
  • PONENCIAS / TALLERES
  • ENTREVISTAS
18 - 02 - 2008

Dicen que triste cosa es no tener amigos,
pero más triste es no tener enemigos.

Porque quien enemigos no tenga,
es señal de que no tiene,
ni talento que haga sombra,
ni bienes que se le codicien,
ni carácter que impresione,
ni valor temido,
ni honra de la que se murmure,
ni ninguna cosa buena que se le envidie.

José Martí
Texto encontrado por Cristina Mingot en el bar cubano llamado Elsa del barrio de Gracia de Barcelona.

Y ahora la reflexión, lo puntualizo, porque en su inicio quise publicar sólo el texto pero no pude evitarlo, necesito escribir mi punto de vista ¿Será porque de pequeño no me dejaban expresar? En este caso es larguísimo, si nadie lo lee lo entiendo tampoco está muy elaborado, y al fin y al cabo son apuntes y pensamientos míos que iré olvidando y el blog por suerte o desgracia me los recordará a mi y a los demás, y a quien les sirva pues mejor.

Siempre quise evitar tener enemigos, pero el ser humano está loco, y por mucho que me esfuerzo para tener una buena relación con todo el mundo sin importar clase social, demencia, etc, es imposible cumplir mi intención y digo esfuerzo porque ya sabéis que la guerra es natural en el hombre pero la paz requiere un esfuerzo, un trabajo. En mi vida hoy en día puedo decir que tengo varios enemigos, entendiéndose enemigos como personas que no te quieren el bien.

Negar que no he sido enemigo de nadie sería mentir, es un sentimiento lógico de sentir, al menos de pequeño, forma parte de nuestras tripas, aunque lo seas por lo que dura un suspiro como el día que tu madre te castigó para no salir durante una semana, etc. Allí está, lo conocemos, y en mi caso, si descubro que tengo un enemigo que me quiere hacer la vida imposible sin que yo le haya hecho nada, sólo movido por envidia, celos y paranoias, en ese momento yo le deseo lo mismo para él porque me parece injusto yo no le he hecho nada, pero al tiempo me calmo y lo veo como un pobre demente que la sociedad no hemos sabido educar o simplemente la naturaleza no le ha dado más cerebro, así en mi cabeza los enemigos dejan de serlo para ser enfermos.

Seguramente si ese enfermo hiciera algo lo suficiente malo para destrozarme la vida, por desgracia me convertiría en su enemigo numero uno, no he aprendido a sacarme de la cabeza la venganza si veo que el otro es feliz, a lo mejor por eso me gustan series como Dexter o películas como DogVille.

Pero entonces dividiríamos los enemigos en dos.

1.- por egoísmo, celos, ansias de poder o paranoia.
2.- por venganza, dolor, sufrimiento que te ha creado el enemigo.

Está claro que la poesía inicial de José Martí va dirigido al primer sector de enemigos del que personalmente no me he considerado estar nunca dentro de él, al menos desde bien pequeño, cuando empecé a tener 2 dedos de frente.

Y desde hace muy poco, 2 o 3 años, cuando veo que alguien quiere ser o es mi enemigo, adiós, apártate de mi vida, la experiencia me ha enseñado que no se cambia sin un tratamiento psicológico, porque el problema viene de una educación y aprendizaje erróneo y no, yo no ser ayudarlo, pero si se que sólo cambiara si él quiere, pero para eso tiene que ser consciente de su enfermedad, que por norma general no lo son/somos.

Parece estúpido ser un enemigo de otro por envidia, pero es así y creo que quién lo es no lo sabe que lo es, tu o yo a lo mejor lo somos pero no nos estamos dando cuenta, aunque si reflexionas sobre tus actos lo descubrirás, si por ejemplo:

- rayas un coche de un tipo que ha ganado la lotería (no lo pienses más la envidia te mata por dentro, te has hecho enemigo de ese hombre que no te ha hecho nada)

-si mientes por joder al otro, y ves que el otro parece que sospecha, y le dices a tus confidentes: ¿has dicho alguna cosa sobre lo que planeamos? o estás dejando por los suelos a tu victima sin razón, inventandote o burlandote de el a sus espaldas (no lo pienses más estás siendo muy malo, un gran enemigo)

lo más “gracioso” y sorprendente, es que realmente no lo ven, he vivido situaciones donde el que hace de enemigo ve al otro como enemigo con argumentos sin fundamento, suelen decir:

-este tipo va de sobrado, -¿por qué? -¿no lo ves que aires tiene?

Eso no es una argumentación sino una interpretación sin argumentación que la sostenga, el tipo, con que un día le pareciera que la victima miró por encima del hombre ya se monta su película.

Inventar es la norma general de estas personas, como el otro no está no hay quién les desmonté la mentira, y los demás por norma general no la ponen en duda, porque simplemente no te acercarás al otro y le dirás, ¿escucha tu eres un sobrado?

El libro Verdadero y Falso de David Mamet dice que si una persona viste con ropa elegante y otra persona se dedica a decir que es una envidiosa, que sólo piensa en el dinero todo el mundo se lo creerá porque el aspecto elegante puede ir perfectamente asociado a esa imagen pero no la de pobre y humilde persona, y muy seguro esa persona puede ser la persona más encoantadora del mundo que le gusta vestir bien y ser elegante.

Los enemigos son unos artistas de las interpretaciones para tergiversar la realidad. Si una vez dijiste que no nos tome el pelo tal persona porque lo que nos piden es mucho dinero y nosotros lo haremos gratis, el tipo interpretará que sólo vas por pasta y lo dirá a todo el mundo, no es verdad, sólo quieres que no se aprovechen de tu solidaridad pero la frase fuera de contexto puede dar a entender que sólo piensas en dinero como la chica elegante.

El cerebro del enemigo funciona por interpretaciones, mentiras o impulsos emocionales movidos por egoísmo, inferioridad, poder, etc.

Recuerdo una anécdota en un empresa que fundé con otras 3 personas, una de ellas no le mandó a un socio una información que le había pedido que le enviara por e-mail, una información que sólo sabía hacer ella y necesitavamos el día siguiente para una reunión que ella no estaría. Cuando le pregunté porque no lo hizo, me contestó que la otra persona no le había pedido que le enviara…. claro que no ¿como lo va a pedirlo sino lo sabe? pero esto era una argumentación estúpida para no decir la verdad, cuando alguien dice mentiras con preguntas es fácil pillarle, se sienten incomodos por miedo a confesar la verdad y cuando ya no saben que decir empiezan a contestar barbaridades o alargar la contestación estúpidamentepara no tener que aguantar la humillación , aunque por norma general son tan orgullosos o vergonzosos por confesar que se largan, te insultan o lo que sea para no confesar o te dicen otra mentira, al final pondré un ejemplo real de un mentiroso, enseguida veréis que miente.

Después de una charla con la socia que no envió el e-mail, me confesó que estaba picada conmigo porque no le gusta que le ordenen cosas… pues nada, perdona, la próxima vez que te pida que mandes un e-mail, te mandaré unas flores con un papel que dirá: tu también eres socia de la empresa y sino somos un equipo y te dejas de paranoias no ganarás ni un puto duro, y luego te importará un pepino quién te pida mandar e-mails, y en el trabajo no se sufre se disfruta, si algo te molesta se dice que somos mayorcitos. Por suerte y visto pocas veces, confesó que no tenía sentido lo que había hecho.

Después la gente se queja de que lo despiden o no encuentran trabajo, por desgracia en ese caso la chica era socia, difícil de despedir, y sin querer era mi enemiga por una paranoia que se creó (de algún complejo estúpido de cuando era pequeña seguramente relacionado con la inferioridad) pensándose que le mandaba como si fuera una esclava y le tomaba el pelo, a mi me parece surrealista pero a la otra persona no porque ella si lo haría. Yo me iba a dormir pensando en como hacer crecer la empresa, ella se iba a dormir pensando en como joderme.

De enfermos mentales hay por todas partes, en una empresa de Textil las trabajadoras le robaban los zapatos a una trabajadora sorda y muda, ¿por qué? ¿envidia por algún trato especial? sin quererlo ni veverlo, la trabajadora por su discapacidad le crecieron enemigos, lo más triste es que la sociedad como somos todos unos locos diremos que la chica seguramente no sabía relacionarse, cuando la realidad es que ella se ha metido en una calle llena de locos, la culpa no es suya sino de los locos, necesita cambiar de calle o que la sociedad deje de fabricar locos.

Si te atracan todos los días al salir de casa, ¿dirás que la culpa es de la víctima porque no sabe relacionarte con el ladrón? la culpa es de la calle que está llena de ladrones, y en todo caso la culpa es del ladrón por serlo y en pequeña parte culpa de la víctima por no fijarse.

Los enemigos los tienes sin saberlo, te hacen buena cara por delante por intereses o por cobardes o mejor dicho por una triste educación, y detrás se esfuerzan en maldecirte y buscarte enemigos.

Si además no te gustan las injusticias y eres sincero y directo tienes muchos números a agrandar la lista de enemigos, la gente no quiere justicia, sólo satisfacer sus necesidades e intereses, yo me gané unos cuantos enemigos en una estancia pagada por la Unión Europea en Lituania para aprender cine entre culturas, aunque la realidad era que gastaban el dinero de los europeos para hacer fiestas y emborracharse, pero eso es para otro post ;)

Por supuesto leyendo la poesía, uno es feliz de tener enemigos aunque desearía que nadie tuviera que ser enemigo, sino amigos y aprender de lo que cada uno sabe y hace, aunque amigos y enemigos eso es imposible, el mundo está lleno de locos, es como decir que espero que nunca nadie tenga una enfermedad… imposible.

EJEMPLO REAL DE COMO UN TIPO MIENTE PILLADO POR E-MAIL

Un resumen sin entrar en detalles: una persona dice que no puede acudir a una cita un día en concreto, pero su comportamiento a sido extraño, parece que miente, así que se le hace creer que al final se puede ir otro día que se sabe que él si puede ir y no tiene excusa. Descubrimos la verdad gracias a una mentira ;)

1
-hay la opción de cambiar el día por el lunes o martes ¿Que día confirmo? Has sido tu quién propuso la cita te mereces estar.

2
-¿Quién te lo ha dicho?

En este momento ya podemos deducir que seguramente miente, él era quién tenía más ilusión en la cita y al presentarle una alternativa lo normal sería decir el día directamente, y mostrar ilusión, o si fuera un buen mentiroso, simplemente decir que al final le han salido compromisos y que pena no poder ir, pero no es muy bueno, y se delata con el primer mail, ya que quién lo ha dicho carece de total importancia y no muestra ningún tipo de ilusión todo lo contrario.

3
– un contacto, hay la posibilidad de cambiar el día ¿que día les digo?

4
-¿quién ?

5
– un tipo que tiene buenos contactos.

6
– dame el teléfono

7
– no tengo el teléfono, dime que día hacemos la cita y yo se lo digo cuando lo vea.

8
– ¿lo veras?

9
– si claro, dime que día, parece que te está costando contestar.

10
¿pero tengo que ir yo sólo a la cita?

E aquí el comportamiento general de todo mentiroso, continuó preguntando preguntas tontas para alargar la respuesta que no contestaba, necesitó hasta 20 e-mails, donde al estar sin alternativas se inventó otra mentira, un problema porque tiene que demostrar que las dos mentiras son verdad.

Con otras personas y con el tiempo se demostró que mentía. Y sí, mentía por las mismas actitudes negativas de la poesía y nunca se disculpó, porque los mentirosos son cobardes, por eso mienten, porque en realidad son cobardes con ellos mismos, se miran en el espejo y son infelices con lo que ven porque siempre interpretan que el otro tiene más que él.

enemigos poesia

- 5 comentarios

5 thoughts on “Enemigos

  1. Concha Barbero

    ¡Qué bueno! Me gusta leer tus comentarios, porque dices verdades como puños, con profundidad y sinceridad. Hace mucha falta en este mundo. Además, estoy escribiendo sobre estos temas y das en el clavo con respecto a lo que pienso. Con este comentario me he partido de risa:
    “Yo me iba a dormir pensando en como hacer crecer la empresa, ella se iba a dormir pensando en como joderme”.
    Y es que es así, la gente con la autoestima baja piensa mucho en lo que otros hacen y ellos no hacen nada; la gente con la autoestima alta piensa, hace planes y es productiva. Los primeros tienen un sentido social y universal de la vida en el que los intereses generales están por encima de todo; los segundos son muy egoístas, porque su inseguridad les lleva a querer llenar su vacío con lo que poseen los que admiran, aunque, muchas veces, no saben ni por qué lo hacen, ni siquiera que los admiran (principalmente porque no se cuestionan nada… Están pensando sólo en cómo joderte, ja, ja, ja…).
    La envidia surge no tanto del recelo del bien de los demás, sino del descontento propio. Lo mismo sucede con la queja, el reproche, la falta de compasión, comprensión, la imposibilidad de perdonar… todas proceden de la debilidad del espíritu.
    Y luego están los psicópatas, un mundo aparte, que describe perfectamente Punsset en su libro “El alma está en el cerebro”. Tengo un resumen de ese capítulo, que hice para otra historia. Ahí lo pego, porque os habréis encontrado con más de uno:
    Punset dedica en su libro, El alma está en el cerebro, un capítulo a la mente del psicópata. Entre otros rasgos señala su ausencia de empatía emocional y su carencia de remordimientos. Establece una diferencia entre los psicópatas criminales o delincuentes y los que no lo son.

    Basándose en las investigaciones del Psicólogo Robert Hare, comenta que un psicópata puede entrar en tu cerebro e intentar imaginar qué piensas; sin embargo, jamás podrá comprender cómo te sientes. Es como intentar explicarle los colores a un daltónico.
    Parece ser que un psicópata puede llegar a relacionarse social e intelectualmente, pero ven y tratan a las personas como objetos.

    Se consideran no como enfermos mentales, sino personas con un trastorno de la personalidad. Frente a una persona afectada por ansiedad o por depresión, cuyas emociones estás amplificadas, el psicópata se caracteriza por una falta de control de las suyas. En realidad, parece que no pudiera sentir o manejar sus propias emociones, incluidas las de culpa o remordimiento.

    Pero la psicopatía no conduce necesariamente al asesinato. La inmensa mayoría de los psicópatas se manifiestan mediante el desarrollo de la manipulación y el engaño con las personas que les rodean. Sus trayectorias vitales dejan un rastro de personas atormentadas, perseguidas, violadas o traumatizadas.

    Todo apunta a que esa falta de emociones provenga de una característica diferencial en el sistema nervioso: una falta de conexión entre el sistema límbico, la amígdala y la corteza prefrontal.

    ¿Es posible una terapia? Hare no cree efectivos en ellos programas de rehabilitación, dado que los resultados serían contrarios a lo que se espera, porque saben engañar muy bien. Cree que hay que incidir en el comportamiento, difícil, pero posible para reducir la propensión a la violencia (hasta hoy sólo se les ha encerrado).

    No todo el mundo es inherentemente bueno, dice Punset, difícil de aceptar, aunque tampoco es que ellos sean inherentemente malos, sino que unas personas son más difíciles de socializar que otras, y los psicópatas son los más difíciles.

    Uno de los problemas para tratares es que son difíciles de identificar, pudiéndose hallar en los equipos de gestión de una empresa, en los comercios o en la propia familia. Inteligente y malvado: el ser más peligroso, dice uno de los apartados de este capítulo.
    Disculpa la extensión de mi comentario, pero me apasiona esto del conocimiento humano.
    Un abrazo

    Reply
  2. Concha Barbero

    Un error: cuando me he referido, en el comentario anterior, a los primeros y a los segundos he cambiado el orden, pero creo que se entiende…

    Reply
  3. Joan Planas

    Concha, muchas gracias por tus comentarios, tiempo y escritos, me gustan mucho.

    Perdoname que no entre en profundidad, son unos días con bastante trabajo, pero a cambio te recomiendo un libro, que seguramente ya lo conoces y sino creo que te encantará (o a lo mejor no), se llamo:

    EL TALENTO
    autor: Manuel Pimentel Siles
    editorial: Ariel

    la portada del libro si aún mantienen la misma, parce de espiritus, no le hace justicia al contenido, que no tiene nada que ver, totalmente al contrario.

    Es recomendable para cualquier persona que quiera conocerse y conocer los entrecijos del cerebro y nuestras capacidades, vamos que todo el mundo tendría que leerlo.

    un abrazo!

    Reply
  4. Concha Barbero

    Sí, lo tengo anotado entre los pendientes para leer. Gracias. Pimentel es muy buen comunicador. Hace unos días salió esta entrevista en Expansión y empleo, muy buena:

    http://www.expansionyempleo.com/edicion/expansionyempleo/desarrollo_profesional/trayectorias_de_exito/es/desarrollo/1090202.html

    No me des las gracias por mi tiempo o comentarios, porque sólo escribo donde me apetece hacerlo. Yo también estoy muy liada, pero un rato se saca.

    Un abrazo

    Reply

comenta ;)