• INTERNET WORKS
  • FILMS / TV / MEDIA
  • PONENCIAS / TALLERES
  • ENTREVISTAS
22 - 08 - 2009

una cabeza cubriendo la pantalla de cine

Son estas cabezas y no las palomitas, ni las niñas con las hormonas a flor de piel gritando al ver a Brad Pitt, ni la luz del móvil de quien necesita leer ese mensaje tan importante que si no lo lee en ese preciso instante puede ser el fin del mundo, ni los ronquidos del que confundió el cine por su dormitorio, ni los carteles luminosos en un intenso rojo que te sugieren por donde salir si no te gusta la película o salir corriendo en caso de que el que recibe un mensaje en el móvil nos avise que es el fin del mundo,ni pagar 7 euros para ver la película en una pantalla torcida por que el arquitecto tubo un desliz con el compás al dibujar la pantalla, ni pagar para terminar sentado al lateral de la sala teniendo la sensación de estar viendo la tele de mi vecino desde mi casa, NO, mi enemigo público número uno en el cine son las malditas CABEZAS, que en mi caso me perjudica aún más al ser una película versión original SUBTITULADA que en mi caso se convirtió en versión original encabezada.

La foto la hice en el momento de los trailers iniciales antes de la película ENEMIGOS PÚBLICOS.

- 5 comentarios

5 pensamientos en “Mis “Enemigos Públicos” en el cine

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Ignasi

    Jajajaj, soy arquitecto, y solo comentarte:
    1. hace años que el compás no se usa (todo en autocad)
    2. la pantalla del cine no la dibuja el arquitecto, es un tema que estudia y desarrolla la empresa explotadora con sus ingenieros de imagen y sonido….
    (he hecho un complejo de cines hace poco…)
    Como siempre, la rentabilidad abarrota de plazas la sala, y los cabezotas se niegan a relajarse para no molestar…
    No somos nadie….

    Responder
  3. Joan Planas

    Ignasi mi pareja es arquitecta cuando lea mi escrito me va a dar una colleja 😉

    Sí, el autocado de las narices que no le da la gana de hacer una versión para mac.

    Pues los ingenieros de imagen y sonido del cine donde fui no tienen ni idea, por suerte últimamente parece que ya hacen las salas con pendiente con lo que aunque no se quieran relajar no molesta la cabezita.

    Pues el arquitecto cada vez le están poniendo más dificil el trabajo, ahora parece que hay pequeñas confusiones o discusiones sobre recortar el trabajo del arquitecto.

    buena suerte!

    Responder

comenta ;)