• INTERNET WORKS
  • FILMS / TV / MEDIA
  • PONENCIAS / TALLERES
  • ENTREVISTAS
04 - 04 - 2013

Esta entrada la escribí en octubre de 2012, había dejado minube para dedicar mi vida a mis propios proyectos, y quería reflexionar sobre mis trabajos con minube. Pero en su momento no publiqué esta entrada, porque quería darle un repaso. Meses después he sacado tiempo, le he dado el repaso y la publico.

Durante 18 meses trabajé con minube haciendo vídeos para el mundo del turismo, mi implicación para hacer el mejor trabajo posible hizo que estuviera atento a cómo hacen los vídeos los demás para promocionar el turismo.

Desde mi punto de vista cualquier cosa que quieras vender debe ser vendido con una historia, a ser posible que emocione, porque son las emociones las que deciden y no la razón; no es algo nuevo hablar de emociones para vender, Luis Bassat ya lo explicaba en su “Libro Rojo de la Publicidad“.

Lógico que creyendo en esta filosofía esté dedicando mi vida a un proyecto con este nombre: Buscando Historias.

Pero de este proyecto os hablaré en otro momento, ahora os voy a contar 3 historias de vídeos para promocionar el turismo: la primera es emotiva, la segunda muy clásica y la tercera divertida, y de regalo un epílogo con mi experiencia en minube.

1ª historia

En esos 18 meses grabando vídeos para destinos, hoteles, etc, he vivido cómo algunas empresas/entidades entienden muy bien cómo promocionarse en vídeo y otros como no tienen ni idea. Por ejemplo, debes fijarte en qué cuenta el vídeo y cómo lo cuenta y dejar de preocuparte por si el vídeo dura menos minutos que el de la competencia.

No importan los minutos, importa que el vídeo conecte con el público, y eso se consigue contando una historia, que si además emociona, como este vídeo de Perú, habrás conseguido la fórmula de la alquimia:

Para mí este vídeo es el mejor ejemplo de combinación de historia, emoción y venta turística. En minube era casi imposible alcanzar estos niveles ya que al responsable de vender los vídeos sí le importaba los minutos. Teníamos que hacer vídeos de 10 minutos, cuando planteamos hacerlos de 5 minutos la negativa fue rotunda, por las razones que ya he comentado es un error que los minutos decidan por encima del contenido, por encima de la experiencia.

2ª historia

Hicimos un vídeo para Suiza que era genial, contamos una historia, era un vídeo innovador, con mucho ritmo, muy cercano, divertido y ocurrente, ¡Te atrapaba! pero el comercial nos lo censuró, con el argumento de que el cliente no quiere una historia, solo mostrar el destino. Ese vídeo lo mostramos a amigos y conocidos y los comentarios eran todos sorprendentes, a todos les encantaba, hasta un amigo me llegó a decir que era lo mejor que había hecho en minube hasta esa fecha.

Pero el cliente nunca vio esa versión, por culpa de un comercial clásico que se negó a mostrarle nuestra versión, un comercial crecido por ese entonces, con aires dictatoriales, consiguió que su cliente no mejorara. El comercial nos dijo de hacer cambios tan desastrosos que me negué a montar el vídeo como él quería, por lo que lo modificó a sus anchas, y el resultado fue como si el camarero de un restaurante entrara en la cocina, expulsara al cocinero, e hiciera él la comida. Sabía tan mal que no quise que mi nombre saliera en ese vídeo, lo convirtieron en un anuncio más del montón. Triste, Suiza hubiera tenido un gran vídeo sobre su tierra y sus trenes que atraería a viajeros con ganas de disfrutar de esa maravillosa tierra.

Aparte, el comercial crecido llegó a editar momentos donde Txema (el presentador) hablaba muy bien, eliminando fragmentos y poniendo otros en los que lo dejaban como mal presentador. Nunca dejes que alguien que no entiende de vídeo tenga responsabilidad sobre su realización, yo debería haberme negado a que hicieran esos cambios sin el consentimiento del cliente, pero nunca pensé que ese personaje crecido se atreviera a hacer tal desastre.

Al siguiente vídeo sobre Australia parece que le pasó lo mismo, hay momentos que intenta contar alguna historia pero se queda a medias, no llega al corazón, es muy bonito visualmente pero no deja de ser un video más de imágenes de postal.

No permitas que tu vídeo sea uno más, intenta que sea recordado y dile al comercial que no haga de cocinero.

3ª historia

Han sido miles las veces que al grabar un vídeo sobre un destino dudábamos si hacer una broma, ¿Le va a gustar al destino?, ¿será demasiado informal nuestro vídeo?, ¿le va a gustar al comercial?. No tengáis miedo a ser sarcásticos, a bromear, a ser libres. Internet nos ha enseñado a comunicarnos de tú a tú, deja la corbata en el armario y vamos a divertirnos.

Y esto es lo que hicieron con este vídeo:

Es cierto que no es un vídeo de turismo pero podría serlo, estoy seguro de que después de ver este vídeo te ha quedado claro que el protagonista ha ido a Nicaragua.

A veces no es tan importante que salga el destino todo el rato sino que haya una historia suficientemente buena como para que cuando salga el destino se quede en la mente de los espectadores, pero mejor que no sea por explotación, deforestación, etc.

Quien crea que un anuncio sobre coches o comida no da publicidad a un destino, hotel, etc, solo tiene que ver los anuncios de la cerveza Damm, donde los destinos cada año desean salir en sus anuncios que cuentan historias de amor y fiesta. Esa conexión emocional hace que todo el mundo quiera ir a ese destino y beber esa cerveza, aquí un ejemplo.

Epílogo

Después de poner ejemplos externos, algunos alabarlos y otros criticarlos, voy a hacer lo mismo con mi propio trabajo.

Si algo puedo agradecer a minube, es que a parte del pequeño y desagradable incidente con el comercial dictatorial, que es compensado por Raúl, que es de los mejores jefes o mejor dicho líderes que he conocido (Razón por la que no me fui antes de minube), por norma general han sido abiertos a experimentar e intentar innovar en lo que producíamos. Aunque tienen que quitarse el lastre de la obligación de los 10 minutos y a personajes como el que he comentado que no deja que minube sea más innovadora, una empresa que en si misma es el ejemplo de innovación en los tiempos que corren.

El vídeo de Perú tiene un gran equipo técnico, podéis ver el making of, nosotros para grabar un destino, lo que en minube se llama minubetrip, teniamos un equipo que consistía en varios viajeros que no eran actores y un cámara, y con eso lo haciamos todo. Nos decían dónde teniamos que grabar con una semana de antelación (si teníamos suerte, sino menos) y aunque teníamos un planning con los lugares donde ir a grabar, desconocíamos qué teníamos que grabar hasta estar delante, y sobre todo no podíamos estar horas mirando cual era el mejor plano y la mejor luz, se graba en el momento que se llega, lo que yo le llamo cineastas de improvisación, aquí te pillo aquí te grabo.

Desde mi punto de vista, teniendo en cuenta los medios, el resultado de los trabajos que hemos hecho es impresionante.

Los cámaras de minube éramos como cocineros a quienes nos daban los ingredientes al momento y casi sin distinguirlos, nos poníamos a cocinar. Que el plato saliera sabrosamente decente era todo un logro. Y creo que los cámaras de minube lo conseguíamos.

Más que cámaras somos realizadores todo terreno: grabamos, dirigimos, sonorizamos, guionizamos y montamos.

Y dicho esto, comparto algunos de los minubetrips con los que intenté contar una historia improvisada in situ:

PULLMANTUR

Esta es la intro del minubetrip para Pullmantur, se grabó en una tarde, por la mañana con boli y papel decidí cómo se grabaría y las situaciones de cada viajero.

No es nada fácil coordinar a tanta gente que no sabe muy bien que hará. En una de las escenas el protagonista tiene que abandonar a un bebé; en un primer momento no quería hacerlo, tuvimos que dedicar unos minutos a convecerle de que iba a quedar bien, que no se preocupara por su imagen, que no lo criticarían por abandonar a un bebé en la ficción. Como he comentado anteriormente, tienes que ser atrevido, no tengas miedo a bromear, a pasarlo bien.

Esta intro no se había planeado antes del viaje, simplemente cuando vi que en el crucero de una semana tendríamos un día de navegación, tenía claro que quería aprovechar ese día para hacer un mini corto. Durante el viaje lo propuse a los viajeros (que recordad, no son actores) y les gustó la idea. Pero me faltaba una historia, sabía que quería que un viajero recorriera todo el crucero y fuera encontrándose a los demás viajeros, y así indirectamente promocionamos las instalaciones de una manera fresca y divertida, pero, ¿por qué iba alguien a recorrer todo un crucero?, la solución la dio Victoriano, ¡la botella!, no es el santo grial pero nos sirvió de excusa.

Por norma general, para grabar los minubetrips lanzaba varias ideas a los viajeros y ellos las mejoraban, y de paso las hacen más suyas, por lo que al final al grabarlas se entregan al máximo para que salgan bien.

Desde mi punto de vista, esta intro improvisada es mejor reclamo turístico para Pullmantur que todos los demás videos que les hicimos sobre las ciudades que visitamos.

EUSKADI

Este viaje fue espectacular, tanto por la química con los viajeros como por sus tierras y sus gentes. Quise hacerle una intro tan bien hecha que la noche que llegamos a Euskadi, dediqué parte de ella a hacer un storyboard para grabarla los días siguientes lo mejor posible.

En este viaje, intentamos crear una historia de tres amigos que preparan actividades cada uno en una ciudad diferente y sobre todo que las actividades fueran activas, nada de pasear y ver paisajes. Estaba tan encabezonado en hacer que las actividades fueran participativas, que llegué a enfadarme públicamente cuando me dijeron que no haríamos la actividad de la maqueta en el museo que me habían asegurado que podriamos grabar, pero Ignacio, Txema y Zai consiguieron que eso fuera posible.

Creo que el vídeo tiene ritmo y conseguimos transmitir muy buen rollo y ganas de ir a Euskadi a disfrutar esas actividades. Aun así, es un vídeo que es más cercano a algo más convencional y menos arriesgado.

CANTABRIA

A este vídeo le tengo especial aprecio. Cantabria me encantó, su gente me atrapó y creo que en el vídeo queda patente, porque les doy voz, y además fue un vídeo donde arriesgué a usar la cámara lenta para casi todo el vídeo (una obsesión que tenía desde hacía tiempo). Creo que junto a Txema, Victor y Miguel, conseguimos un vídeo muy espectacular, diferente y cercano.

Es cierto que en medio del viaje, una noche monté un fragmento de la primera cueva para ver si quedaba bien o si estabamos de camino al desastre, la enseñé al cliente (que nos acompañaba durante el viaje) para saber si le gustaba y de paso asegurarme que no se repitiera lo de Suiza; si un comercial me decía que eso no le gustaría al cliente yo podía decirle que le enseñé personalmente y le encantó.

HOYA DE HUESCA

En este minubetrip tiramos la casa por la ventana. Cuando hablé con las responsables de turismo les pregunté si podiamos mostrar los sitios sin orden cronológico, me dijeron que sí, y eso abrió la caja de pandora para atrevernos a crear esta historia sobre superación en Hoya de Huesca. En el montaje me ayudó Ignacio, algunas de las mejores ideas son suyas. Lala e Ivan se prestaron al experimento sin dudarlo. Al vídeo le sobran minutos, pero ya sabéis, no podíamos hacerlo más corto, ese lastre que minube debe quitarse. No me gusta cómo grabé muchos planos, no supe encontrarle la belleza a muchos lugares, pero creo que conseguimos contar la historia con puntos divertidos, e incluso con un toque de emoción al final. Si algo tengo claro es que este vídeo no es como uno cualquiera y hace de Hoya de Huesca, un lugar atrevido.

Y por cierto, en una mañana grabamos arborismo, puenting e hidrospeed, como véis no hay mucho tiempo para pensar qué grabar y cómo grabarlo.

COFRENTES

La intro de este vídeo creo que es un ejemplo de mis ganas de rodar un corto sí o sí, intentamos darle continuidad manteniendo el tono gracioso durante todo el vídeo y los personajes de cada uno; Ignacio un pillo, y Miguel y Carlos esa pareja que quieren dar una lección a Ignacio.

Y como siempre, no hubo guión, improvisamos la escena, ver para creer.

Por cierto, creo que si Ignacio se lo propusiera sería un gran cómico de la talla de los Monthy Pitton, he aquí un vídeo que lo confirma y con Cofrentes sacié mis ganas de aprovechar su gran vis cómica, un talento innato.

LA PALMA

La Palma es mi isla favorita de Canarias, así que con historia o sin ella, se merecía estar aquí. Fue el primer minubetrip con el que intenté crear una historia durante todo el vídeo, no solo en la intro, pero solo fue un intento, el bueno vendría justo depués:

LANZAROTE

Este fue el primer vídeo que inició el punto de partida, para que mis vídeos de minube tuvieran una historia durante todo el viaje. Lo que habéis visto en los vídeo anteriores fue gracias a este vídeo (menos el de Pullmantur que fue anterior a este, pero solo tiene historia en la intro).

Tengo un gran recuerdo, Txema y yo estábamos muy eufóricos creativamente, casi no dormíamos, yo pasaba las noches montando de lo emocionado que estaba con lo que estábamos creando. Empezamos el viaje grabando sin ninguna idea, todo salió durante el viaje, en un momento en concreto se me ocurrió utilizar los chasquidos de los dedos para cambiar de plano, pero no tenia mayor intención que eso, una excusa para hacer algo diferente y divertido. Una noche a las tantas de la madrugada, mientras montaba fragmentos del viaje al lado de Txema (compartiamos un apartamento durante el viaje), pegué un grito de sorpresa y le conté a Txema la idea que se me acababa de ocurrir para terminar el vídeo con la frase de “viajar debe ser tan fácil como (y hacen chasquido)”, fue un momento muy bonito y emocionante cuando a esas horas, medio dormidos, encontramos sentido a todo lo que estábamos haciendo.

He visto a una amiga emocionarse en un momento concreto del vídeo, eso vale todo el esfuerzo que hicimos.

En minube, al escribir esto, había realizado unos 27 minubetrips, aquí solo os pongo una pequeña muestra de lo que creo destacable con algunas ausencias como el vídeo de Suiza o el último vídeo que hice sobre Asturias, que es una mezcla de todo lo aprendido. Un vídeo que me encanta pero que minube al publicarlo lo editó dejando errores que molestan su visualización, y que además me dan mala imagen ya que varias personas creían que eran errores míos, alguno me llegó a decir que dejé esos errores expresamente al ser mi último vídeo, al contrario, al ser el último quería que fuera lo mejor posible. Yo había entregado el vídeo a minube sin esos errores, pero la poca profesionalidad de algunas personas lo estropearon al reeditarlo, y han dejado que eso se publique con mi nombre, y aunque los avisé del error que habían hecho, aún no lo han corregido.

Y me gustaría dar las gracias a Flapy, con quien empecé a hacer minubetrips, Jaen fue el primero. Éramos novatos en este tipo de vídeos, y aún así innovamos mucho con lo que se estaba haciendo, aportamos un toque más cinematográfico. Y aunque Flapy solo salga en uno de los vídeos de los que os he mostrado, fue gracias a las horas, días y meses que le dimos vueltas a como mejorar, que más tarde consiguiera hacer lo que sería el vídeo de Lanzarote y todos los siguientes, él tuvo que irse a China donde el corazón le latia, pero parte de él seguía en los vídeos de los minubetrips.

ERRORES

De mis videos para minube, el mayor error que le veo es que hay muchos minutos que les sobran, que solo son para contentar al cliente, porque quieren que salga si o si algo que no tiene atractivo para el vídeo. Hicimos avances, como juntar todos los restaurantes en una sola secuencia en vez de repartirlos por todo el vídeo, ya que es muy pesado ver cada dos por tres como los viajeros comen. Es mejor todo de golpe, es más dinámico y atractivo.

Los vídeos deberían publicarse en una web junto los rincones que salen y fotos que se hicieron, estamos en la era de Internet, se debería aprovechar todo el potencial que te da la web para enriquecer al vídeo externamente y no llenarlo de letreros informativos y de minutos innecesarios, dejemos de cometer los mismos errores que se hacían en la TV.

Por favor, pedid que no os pongan titulos descriptivos sobre lo que se ve en las imágenes o incluso se dice de voz, no importa detallar que la comida es una croqueta de pescado, o si son restos románicos del siglo bla bla, esos títulos solo ensucian la imagen y convierten el vídeo en impersonal. Lo que importa es que esa croqueta quieras ir a comértela gracias a la historia que te cuentan, si alguien quiere saber qué es, o dónde está lo que está viendo, se preocupará de buscarlo en Internet o en la web que deberías haber preparado con esta información complementaria.

Reforzad el vídeo con una web donde se promocione lo que se ve en el vídeo.

Pensad en lo siguiente, cuando vais a cenar con amigos, a quien escucháis y con quien os divertís mas, ¿el que os cuenta historias y anécdatas que le ocurrieron, o el que os da información al detalle de donde fue de viaje, nombres de hoteles, etc? Un vídeo es lo mismo, vas a cenar con él y no puede aburrir, así que mejor que cuente una buena historia.

Si alguien cree que me siento muy orgulloso de mis trabajos, pues la verdad es que no. Con el tiempo cuando los vuelvo a ver me parecen una basura, no los de minube sino todos los que he hecho en mi vida. Pero no pasa nada, el siguiente será mejor.

Cuando le enseñaba a Ana Salvá un vídeo nuevo para minube, siempre me decía la misma crítica: “Me gusta mucho el inicio, parece que empiece una peli, pero luego veo que es un vídeo más como todos los demás”, y creo que tiene toda la razón, pero para conseguir que todo sea como el inicio, que sea como el vídeo de Perú, se necesita un cambio de mentalidad de todas las partes; cliente y empresas.

El público ya hace tiempo que cambió de mentalidad.

- 2 comentarios

2 pensamientos en “Turismo, vídeos e historias con minube

  1. Pingback: Financiar un trocito de ‘Buscando Historias’ | Por la puerta trasera

  2. Pingback: Bitacoras.com

Los comentarios están cerrados.