Nuevo año y Nueva Vida

Nuevo año por dos razones que os contaré más abajo por que son batallitas mias que a pocos os interesan, vamos a lo importante:

Nueva Vida, coincidiendo que el 2010 fue un cambio en mi vida comienzo el año 2011 con un corto llamado Nueva Vida que he dirigido y escrito junto a un equipo con mucho talento.

Está participando en el Festival Notodofilmfest por lo que si os gusta me ayudaréis muchísimo si lo compartís y pedís que también lo compartan, así llegaremos a mucha más gente, este es el link y también lo podéis ver a continuación, espero que os guste dura 2 minutillos:

Si os gusta saber como se hizo Grau Luminotecnia ha publicado un artículo making of del corto desde un punto de vista técnico.

Y ahora os cuento mi batallita sobre nuevo año:
¿Aún seguís leyendo? Vosotros mismos…

Nuevo año por dos razones, la primera porque el 1 de enero de 2011 hizo 5 años que existe mi blog, lo siento, de verdad que yo no hago nada, pasan los años sin poder evitarlo. Y la segunda razón ya la sabéis, el mundo cambió un 10 por un 11… oooh!! que gran acontecimiento, gracias a este cambio un estudio dice que 3 millones de personas regenerarán neuronas al tener que acostumbrarse a poner 2011 en vez de 2010 y contaminaremos menos porque el 1 gasta menos tinta que el 0…

Por alguna razón que aún no entiendo no siento ilusión por celebrarlo, cambiar de año como que no le veo la ilusión, como tampoco celebro mi cumpleaños, no es que no quiera celebrarlo simplemente no le doy importancia, al final termino celebrandolo por mi familia y amigos y me agrada verlos felices, pero dentro de mi simplemente es teatro ¿Por qué? pues tengo mis teorias pero tampoco muy claras, simplemente no siento nada, será por algún golpe que me di en la zona del cerebro dedicada a celebrar años…

Entiendo la ilsuión que la gente tiene, entiendo que se autoengañen para ser felices, es como la Navidad cuando llega debes ser feliz y dedicar unos buenos días a todo Dios pero después todo el mundo vuelve a ser un cascarrabias, esta ilusión que veo a la gente yo la siento cuando cumplo proyectos que me hacen crecer, por ejemplo al terminar mi corto Nueva Vida siento que he crecido, que he aprendido, entonces me hincho de esa teórica alegría que veo en la gente cuando celebran un cumpleaños, me haría un pastel donde en vez de años pondría el nombre de lo que hice.

Lo más gracioso es que no hizo falta que lo hiciera, mi hermana pequeña parece que eso lo percibió y un año sin que yo le contara nada de mis batallitas, empezó a ponerme en el pastel un letrero con algo que hice y que para mi es importante, por ejemplo cuando di a conocer el movimeinto Abrazos Gratis en lengua hispana:

mis 25 años con abrazos gratis

¡Eso si me ilusionó! Que yo me haga mayor sin hacer nada, sin aportar algo al mundo para mi no tiene sentido. Pero ver que sí hice algo, entonces es otro cantar, cuando en un cumpleaños mi hermana no pone letrerito es que ese año aún no crecí.

Por cierto, sí, el tipo de la foto que parece que tenga una coliflor en la cabeza soy yo simulando que abrazo, no es que quisiera quedarme con todo el pastel, que también ;p Tenía 25 años por si alguien no se había percatado, en marzo de 2011 haré los 29 y la coliflor también.

Y con el cambio de año me pasa algo parecido, simplemente para mi el año termina cuando termina una etapa de mi vida, por ejemplo cuando fui a vivir a Madrid dejando atrás un montón de vida recorrida y literalmente dejé un Joan que cargaba conmigo pero que no era yo, pero como todo mi alrededor me veían con ese Joan obsoleto pues seguía siendo quien no era. Para mi librarme de esa carga significó empezar un nuevo año. Cuando hago cambios en mi vida tan importantes que son como cambiar de capítulo en una novela, entonces lo vivo como un cambio de año, cuando a los 20 o 21 años dejé de trabajar en TV porque donde estaba no podía aprender más, para mi eso fue un cambio de año. Que cambie un número y yo siga igual personalmente no siento ni fu ni fa.

Creo que al final el ser humano celebra lo que la multitud considera debe celebrarse a lo grande y se descuida de celebrar los cambios importantes de su vida e incluso de los demás, es habitual ver como un padre se ilusiona más porque un equipo de fútbol ha ganado que porque su hija ha pasado la selectividad. Volviendo a la celebración de fin de año es normal escuchar “¿No celebras el fin de año? ¡El fin de año debes celebrarlo hombre!! ¡¡Y gástate el dinero que haga falta que es fin de año!!” Si preguntas ¿Por qué? la gente no tiene una respuesta argumentada, simplemente porque si, porque se cambia de número, porque todo el mundo lo hace, pues muy bien, si eso te hace feliz celébralo y gástate esos 50, 60 o más euracos pero yo no siento esa alegría, aunque me alegra verte ilusionado y me lo paso bien celebrándolo contigo.

El año pasado no celebré que hacía 4 años que tenía blog, no escribí ningún post ¿Sabes por que? Pues porque no tenía nada que regalar, cada año regalaba algo, este año a tocado corto, cuando empecé el Blog el 1 de enero de 2006 regalé un cuento, al cumplir un año regalé abrazos, en el segundo una canción: “Todo puede cambiar”, y en el tercero globos llenos de deseos.

Feiz año y Nueva Vida 😉

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando entendemos que se acepta nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies